¿Qué es la LHON?

La Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber, o simplemente LHON, es una condición genética mitocondrial que afecta principalmente el nervio óptico, hecho que puede llevar a la pérdida de la visión en la persona afectada.

foto comparativa - a primeira simula uma visão saudável que enxerga duas crianças com bolas coloridas, e a segunda a visão de uma pessoa com LHON, enxerga a imagem embaçada

foto comparativa – la primeira simula una visión sana que muestra dos niños con pelotas coloridas, y la segunda, la visión de una persona con LHON, que muestra la imagen turbia

La pérdida de la visión ocurre, en la gran parte de los casos, de forma espontánea y sin dolor, afectando a la región central del campo visual. En el padrón clásico de manifestación, solamente un ojo es afectado en el primer momento y, después de ocho semanas aproximadamente, el otro ojo es afectado. No obstante, pueden ocurrir variaciones de este padrón. Posteriormente a la fase aguda, permanece la pérdida visual grave en ambos los ojos.  La pérdida de la visión central hace que se vuelva imposible la realización de actividades cuotidianas tales como la lectura de textos con fuente en tamaño padrón, manejar vehículos automotores y reconocer rostros. Empero, la visión periférica está menos afectada, lo que quiere decir que la persona afectada puede mantener cierta independencia.

Campo visual de escala cinzenta, 3 meses após o início da perda visual, mostrando escotoma centrocaecal (perda da definição da imagem). Após 3 meses, em geral, a pessoa vivendo com Neuropatia Ótica Hereditária de Leber-LHON pode começar a perder a visão central.

Campo visual de escala gris, 3 meses tras el inicio de la pérdida visual, enseñando escotoma centrocaecal (pérdida de la definición de la imagen). Después de 3 meses, en general, la persona viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON puede empezar a perder la visión central.

Link de la imagem: https://www.nature.com/articles/6700362/figures/1, acceso en 12 de junio de 2020.

Como el individuo afectado por la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber-LHON muchas veces no “parece ser ciego”, las personas que están a su rededor no se dan cuenta de que tan profunda es la pérdida de visión.

Este video filmado en la Conferencia LHON de 2018 ofrece una visión amplia, con respuestas para la gran parte de las preguntas comunes acerca de las cuestiones médico-científicas de la LHON, por dos doctores investigadores del tema:

Explicando más la LHON

Este apartado le ayudará a comprender algunas cuestiones básicas acerca de esa condición rara. 

Un desafío con el que se enfrentan las personas viviendo o conviviendo con la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON es la ausencia de información disponible acerca de la enfermedad.

OBS.: Este apartado fue recientemente ampliado con información acerca de las más recientes investigaciones sobre la LHON y la LHON Plus. Algunos puntos pueden parecer demasiado técnicos para el público general, para apoyarnos a mejorar la accesibilidad de este apartado por favor ingresa aquí su duda o pregunta.

Socialmente, muchas veces, la ceguera es percibida como una condición absoluta, de todo o nada. Los estereotipos que vienen a la mente pueden variar: el de la persona acompañada por un perro-guía o con el bastón, o hasta mismo alguien leyendo en lenguaje braille. La Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber- LHON es una condición que no implica em restricciones perceptibles de movilidad o de actividades cuotidianas, es decir, la persona viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON no tiene ningún rasgo físico que alguien pueda notar de manera fácil.

Además de eso, por ser una condición que ocurre, casi siempre, entre jóvenes y adultos, la gran parte de los acometidos ya saben leer y escribir cuando es afectado.  Asimismo, la pérdida de la visión puede no ser completa: una vez que las personas viviendo con LHON generalmente poseen visión periférica ellas utilizan ese resquicio de visión para ver y realizar las actividades rutineras. Ello quiere decir que la personas viviendo con la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON tienen que explicar constantemente que poseen pérdida visual. No obstante, aunque la persona viviendo con LHON pueda realizar diversas actividades normalmente, ella tendrá dificultadas en diversas situaciones sociales que pudieran parecer sencillas a los que tienen visión normal. Como ejemplo, podemos citar situaciones sociales en las que la persona no puede reconocer a quienes están a su rededor, identificar las calles o autobuses, leer el menú del restaurant etc. Por esa razón, la persona viviendo con LHON es comúnmente identificada como alguien con visión parcial. 

Si quiere saber más acerca de las diferentes formas de pérdida visual y su impacto en la vida de las personas con discapacidad visual, chequee este artículo que describe las características de las personas con discapacidad visual que han participado en los grupos de Rehabilitación Visual. La investigación ha concluido que las principales causas de discapacidad visual son la retinopatía diabética, el glaucoma, la neuritis óptica y el queratocono. Algunas funciones y estructuras del cuerpo, desempeño y capacidades en las actividades y participación, las cuales hacen más fáciles o que limitan los factores ambientales se destacan en el estudio, lo que permitió la descripción de las características de cada participante a través de la funcionalidad y del mejoramiento del planeamiento terapéutico. En el estudio, además, se presentan las tecnologías asistidas, los medios ópticos y no ópticos utilizados y sus beneficios cuotidianos. Una conclusión importante del artículo es que la pérdida visual, a cualquier nivel, ha conducido a discapacidades funcionales, limitando y restringiendo la participación y desempeño de las actividades rutinarias, interfiriendo con la independencia, autonomía y la calidad de vida de los individuos. No obstante, la utilización de ayudas ópticas, las ayudas no ópticas y las adaptaciones ambientales se han mostrado benéficas para incrementar la funcionalidad, enseñando la influencia de factores externos en el desempeño de esos individuos. Conocer y reconocer la existencia de la diversidad en el universo de la deficiencia visual nos permite comprender quien es el individuo cuidado, previniéndonos de generalizarles por la condición visual. Especialmente para quienes conviven con alguien acometido por una condición con la LHON o la LHON Plus, es importante reconocer las dificultades advenidas de esa pérdida parcial de la visión, aceptando que la persona con la persona con la visión debilitada no está “fingiendo que no ve” o “aumentando” las imposibilidades. El apoyo y reconocimiento de los familiares es esencial para que la persona acometida sienta que puede superar las dificultades de la enfermedad.

Fuente: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-72802014000500291&lang=pt , acceso en 12 de junio de 2020.

Una de las preguntas más frecuentes que el paciente acometido con LHON y sus familiares tienen que contestar es si personas viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON podrían ser curadas con intervención quirúrgica o trasplante. Es importante explicar que hay tres aspectos clave en el sistema visual del ser humano. Ese sistema, o grupo de órganos de la visión está compuesto de tres elementos: los ojos, el cerebro y el nervio óptico. En el caso de la Neuropatía Óptica hereditaria de Leber – LHON, los ojos y el cerebro funcionan normalmente. De esa manera, el problema reside en el funcionamiento del nervio óptico, que trabaja de manera semejante a un hilo que trasmite información del ojo para el cerebro. Con la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON, las células del nervio óptico sufren un proceso llamado apoptosis – muerte celular precoz – lo que genera la atrofia del nervio óptico. Es como un cable de televisión que se ha dañado: con la apoptosis las células del nervio óptico normalmente no se pueden regenerar.

Causa

Es una condición causada por una mutación genética del ADN de la mitocondria. 

La mutación LHON más común es la mutación 11778, la cual es responsable por alrededor del 60% de todos los casos de LHON. En según lugar las personas son afectadas por la mutación 14484 o la mutación 3460, mientras alrededor del 5-10% son una de las varias mutaciones restantes, las cuales son muy raras. El resultado es morbidez visual entre los jóvenes adultos. Es el resultado de una disfunción mitocondrial, de mutaciones del ADN mitocondrial primario (mtDNA) el que afecta los complejos de la cadena respiratoria. La vulnerabilidad selectiva de las células ganglionares de la retina (células (RGCs) es una característica patológica fundamental y la comprehensión de los mecanismos fundamentales que están a la basis de la pérdida de las RGC son un prerrequisito para el desarrollo de estrategias terapéuticas eficaces, las cuáles son, en este momento, todavía, limitadas

Para saber más ver: https://jmg.bmj.com/content/jmedgenet/46/3/145.full.pdf

Transmissão

Las mutaciones genéticas que pueden dar origen a la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON se trasmiten de la mamá a lxs hijxs. De esa manera, la mutación afecta a hombres y mujeres de manera distinta. Los hombres con mutación LHON pueden desarrollar la condición, pero no trasmiten a sus hijxs. Ya las mujeres trasmiten el gene afectado y pueden desarrollar la condición, aunque eso es menos frecuente que con los hombres. Lxs que han perdido su visión central debido a la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON suelen ser referenciados como “afectadxs”; aquellxs con una mutación LHON en sus mitocondrias, aunque no hayan manifestado la pérdida de visión se suelen referenciar como “portadores” o “portadores no afectadxs”.

En la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON existe un padrón de herencia genética. La mamá con ADN mitocondrial afectado trasmite a los hijxs. De esa forma, personas con un miembro de la familia en el linaje de herencia materna con una mutación LHON debe de esperar que, si haya una pérdida súbita y sin dolor de la visión central, la causa más probable es la LHON. No obstante, aunque unx cargue la mutación LHON, ello no significa necesariamente que se vayan a manifestar esos síntomas. En realidad, la gran parte de los portadores de LHON no desarrollan los síntomas. Solamente alrededor del 50% de los hombres y el 10% de las mujeres portadores de una mutación LHON pierden la visión. Aquellos que no están cientes de cualesquiera miembros de la familia con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON pueden ser sorprendidos con el aparecimiento de los síntomas.

Tipos de Lhon

G 11778

TQ4484c

G3460

Saber más sobre la Lhon Plus

Otros tipos

?Cuántas personas son afectadas?

Por el hecho de qu es una condición rara y poco investigada, Brasil, como otros países en latinoamérica no poseen un banco de datos con el registro de personas viviendo con la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON. En Estados Unidos de América alrededor de 100 personas al año pierden la visión central debido a la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON. Ellxs se juntan a los casi 4.000 ciudadanos estadunidenses que ya tienen problema de visión debido a la condición. Además de ello, miles de personas cargan alguna mutación genética LHON y pueden venir a perder su visión en cualquier momento. Se estima que haya alrededor de 35.000 personas en todo el mundo con pérdida de visión debido a la LHON. Normalmente la LHON afecta a los hombres entre 15 a 25 años. Las mujeres tienden a ser afectadas en un rango más variado de edad. Empero, la pérdida de visión generada por la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON puede pasar en cualquier edad, por eso, si usted tiene una mutación LHON, puede ser afectado en cualquier punto de su vida.

Actualmente, el Instituto Reconvexo ha venido registrando y ha apoyado diversas personas viviendo con LHON, distribuidas globalmente.

Diagnóstico

Para llegar a un dagnóstico que identifique a la LHON o LHON Plus, la persona acometida tendrá que pasar por diversas fases, desde la sospecha hasta la confirmación. Lo más probable es que se consulten diversos médicos y que muchos exámenes sean hechos.

En algunos casos, llegar al diagnóstico puede ser más fácil, como por ejemplo cuando hay contexto de una historia familiar conocida de la enfermedad genética mitocondrial. Ello quiere decir que, si alguien de la familia es acometido, el camino hasta el diagnóstico puede ser un poco más corto, ya que el médico puede usar ese histórico para direccionar la búsqueda por posibles enfermedades relacionadas a los síntomas. 

No obstante, sin el histórico familiar, las cosas acostumbran a ser distintas entre el aparecimiento de los síntomas y el diagnóstico de la enfermedad.

Además de eso, aunque haya sospecha de LHON, el aparecimiento de alteraciones nerviosas ópticas características, tales como las descritas en este sitio web, pueden llevar a un diagnóstico provisorio, pero la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON, solo se confirma de hecho con testes genéticos. 

Otro problema es que si el paciente solamente es diagnosticado en la fase tardía de la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON, la identificación de la enfermedad puede ser aun más difícil, una vez que en esa fase se pueden presentar atrofia óptica o palidez de la cabeza del nervio, síntoma que también se presenta en otras condiciones de pérdida visual parcial. En este apartado explicamos algunos de los exámenes médicos y fases por las cuáles la persona con LHON puede tener que pasar entre el aparecimiento de los síntomas, sospecha de LHON, hasta llegar al diagnóstico final que confirma la enfermedad.

LHON es cosa rara

Como la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON es una condición rara, el especialista médico, en general, sospecha, testa y trata otras causas de pérdida de visión y, por exclusión, define el diagnóstico de la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON. Para que se tenga la seguridad de que una persona está acometida es necesario que se realicen diversos exámenes. El primer examen indicado es la resonancia magnética, la que puede realizarse para excluir la posibilidad de un tumor cerebral. Otro diagnóstico que debe de ser excluido es el de la neuritis óptica. Como la pérdida de la visión, generalmente, empieza en solamente un ojo, frecuentemente el diagnóstico provisorio de Neuritis Óptica (inflamación del nervio óptico) es indicado. De esa forma, es común que el médico prescriba un tratamiento con corticoides por algunos días. En la hipótesis de que la visión no se mejore y el segundo ojo sea también afectado, el médico va a solicitar más testes, como los Testes Visual Evocado y Punción Lumbar, para con ello excluir otras posibles causas de pérdida súbita y bilateral de visión – que equivale a decir que, sin razón aparente, el paciente empieza a perder la capacidad de ver.

Potenciales evocados

Los potenciales evocados son un conjunto de testes neurofisiol´gicos del sistema nervioso que evalúa funcionalmente los haces/vías nerviosas del Sistema Nervioso Central y Periférico

 

El examen físico de la persona viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON, presenta nervio óptico con telangiectasias peripapilares y aspecto pseudoedematoso. Esas alteraciones solo pueden ser identificadas por el médico neuroftalmólogo. De esa forma, aunque el médico habitual del paciente haya pedido el examen, otro especialista será necesario para leer e interpretar los resultados. Es ese especialista que le dirigirá el paciente a las siguientes fases del diagnóstico.

 

Como ya se dijo aquí, la acuidad visual puede ser ligeramente reducida en las fases iniciales del LHON, pero en general va a progresar y, a partir de ese punto, el individuo acometido presentará ciertas dificultades, como para contar los dedos con uno o ambos ojos. Entre el momento en el que uno de los ojos presenta síntoma y el momento en que el segundo ojo empieza a ser afectado, un defecto pupilar aferente se podría notar en el momento en el que la actividad de la enfermedad es asimétrica. Neste momento, os testes de cor revelam uma diminuição da discriminação vermelho-verde. La motilidad ocular, el movimiento ocular y la percepción de estímulos visuales es típicamente intacta y los campos visuales de confrontación pueden revelar una visión periférica intacta. No obstante, los escotomas centrales o cecocentrales pueden ser descritos y más claramente delineados con testes formales de campo visual. En personas con síntomas en un solo ojo (unilaterales), los testes formales de campo visual pueden presentar déficits visuales subclínicos que otros exámenes no hayan podido captar. La sensibilidad de contraste reducida (la persona tiene más dificultad de ver con menos contraste y el electrorretinograma subnormal (examen que evalúa la respuesta retiniana a los estímulos luminosos) también están presentes. 

 

El examen del segmento anterior con la lámpara-de-fenda en general no indica alteraciones. El examen de fondo dilatado también se puede presentar normal, o, de otra forma, revelar nervios ópticos “seudoedematosos” (los que aparecerían en la imagen como si estuvieran hinchados) hiperémicos (proceso activo por el cual una mayor cantidad de sangre necesaria a un área es llevado hasta ella), con telangiectasias peripapilares (microvasos situados al rededor de la papila ótica). La tortuosidad de las arteriolas de la retina puede también estar presente. No obstante las cabezas de los nervios ópticos parezcan elevadas y edematosas, no se presentan escapes en el angiograma de la fluoresceína, contrariamente a lo que le pasa a los afectados por una enfermedad inflamatoria. Eso quiere decir que ese examen puede indicar al especialista que otra condición está eliminada, lo que puede llevar a otro examen, el genético, que llevará al diagnóstico final.

Otros exámenes, testes y procedimientos rumbo al diagnóstico

Angiografía o angiograma es el método de realización de un examen radiográfico dos vasos sanguíneos, que se hace por inyección de contraste radiopaco en el ambiente intravascular.

El angiograma con fluoresceína puede ser realizado con el intuito de excluirse un real edema del nervio óptico. Ello porque en ese examen, en el caso de la LHON, no se observa cualquier escape del colorante a lo largo de los bordes de una cabeza del nervio óptico, la que, de otro modo, se presentaría inflamada. 

La tomografía de Coherencia Óptica (TCO) es una nueva tecnología de imagen basada en interferometría de baja coherencia, que utiliza la dispersión de luz casi infrarroja como una fuente de señal para ofrecer imágenes trasversales con definición mucho superior a la de cualquier otra modalidad disponible. Tiene la capacidad de ofrecer un entendimiento de las varias fases de la enfermedad aterosclerótica y la respuesta vascular al tratamiento, garantizando una resolución cercana a la de la histología. Las imágenes obtenidas por TCO permiten a los doctores visualizar y medir importantes características de los vasos para colación del stent.

La tomografía de coherencia óptica (TCO) del nervio óptico puede mostrar elevación en las fases iniciales de la enfermedad, o atrofia en fases posteriores. 

Uno de los testes más importantes realizados por aquellos que viven con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON es el teste de campo visual, que detecta la extensión del área en que el ojo puede captar una imagen, y en dónde ya no se tiene más esa capacidad. Aquellxs que viven con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON pueden tener lo que se acostumbra a designar como escotoma central; un área en el centro del campo visual en el que ninguna información es trasmitida del ojo para el cerebro.

La campimetría visual se hace con el paciente sentado y el rostro pegado al aparato medidor, llamado campímetro, el que emite puntos de luz en distintos lugares y con distintas intensidades en el campo de visión del paciente.

 El teste, una luz en el fondo del aparato es emitida para que el paciente mantenga la visión enfocada en ella. De esa forma, el tendrá que accionar un timbre en su mano en la medida en que consigue identificar los nuevos puntos de luz que surgen, pero sin mover los ojos para los lados, buscando las luces solamente con su visión periférica.

La campimetría es un examen que evalúa problemas de visión y áreas sin visión del campo visual, indicando si existe ceguera en alguna región del ojo, aunque el paciente no se de cuenta del problema.

Abajo, la campimetría de una persona viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON, con cuatro años de síntomas.

campimetria de uma pessoa vivendo com Neuropatia Ótica Hereditária de Leber- LHON com quatro anos de sintomas.
campimetria de uma pessoa vivendo com Neuropatia Ótica Hereditária de Leber- LHON com quatro anos de sintomas.

Tomografía de Coherencia Óptica – TCO

Otro teste importante es la TCO (Tomografía de Coherencia Óptica). Este teste mide la espesura del nervio óptico. En general, el nervio óptico es extraordinariamente espeso en el inicio de la pérdida de visión, porque las fibras están hinchadas. Posteriormente, el nervio se vuelve extraordinariamente delgado, a la medida en que las fibras se atrofian.

La evaluación de la camada de fibras nerviosas de la retina tiene gran importancia en el diagnóstico y acompañamiento de diversas afecciones de la vía óptica anterior.

Representação esquemática da camada de fibras nervosas da retina originárias da hemirretina temporal (em sul) e aquelas da hemirretina nasal (em vermelho)

Figura 1: Representación esquematizada de la camada de fibras nervosas de la retina originarias de la temporal (en azul) y aquellas de la hemirretina nasal (en rojo)

En este artículo usted puede ver todas las informaciones que reunimos acerca del TCO, los principales métodos de análisis clínica e instrumental de la camada de fibras nerviosas de la retina(https://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-72802012000200010)

Abajo, reunimos los principales hallazgos encontrados en las afecciones de la vía óptica anterior, incluyéndose lesiones inflamatorias, isquémicas, tóxicas, hereditarias, compresivas y traumáticas del nervio óptico, las lesiones del quiasma óptico, las del trato óptico y aquellas del cuerpo geniculado lateral, las cuáles son comunes en la condición de los portadores de LHON y LHON Plus.

Este examen puede describir las alteraciones en el complejo de células ganglionares de la retina (GCC) relativamente a la camada de fibras nerviosas de la retina (RNFL) a lo largo del tiempo en pacientes con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON.

Foto do nervo óptico de pessoa que vive com Neuropatia Ótica Hereditária de Leber após 1 ano de diagnóstico de Neuropatia Ótica Hereditária de Leber LHON.

Foto del nervio óptico de persona que vive con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber tras un año de diagnóstico.

La tomografía de coherencia óptica de alta definición (TCO) demuestra ls eventos que ocurren en la cabeza del nervio óptico en la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON, incluyendo una 

Como resultado de una lesión axonal difusa, las células cerebrales y del nervio óptico se pueden morir, causando hinchazón e incrementando la presión en la región (presión intracraneal). La presión aumentada puede agravar la presión al disminuir el flujo de sangre para el cerebro o el nervio óptico. 

La lesión axonal ocurre antes y durante el momento de la pérdida visual. 

El examen de TCO detecta claramente la atrofia de la camada de fibras nerviosas (RNFL) después del evento agudo, que en la gran parte de los casos está confinada al haz maculopapilar (haz de fibras nerviosas entre la mácula y el disco óptico). Un nuevo algoritmo de la TCO permite identificar y medir el complejo de células ganglionares (CCG).

Las células ganglionares constituyen la única salida de información visual de la retina, ya que sus axones se reúnen y forman el nervio óptico. Ese tipo celular recibe contactos directos de células bipolares y células amácrinas formando las llamadas triadas sinápticas.

La TCO en personas con Neuropatía Óptica hereditaria de Leber – LHON demuestra donde las alteraciones del CCG se encajan en la secuencia de eventos desde la fase aguda inicial hasta las fases aguda e crónica tardías en lo que respeta a la acuidad visual, campos visuales y hallazgos funduscópicos.

Algunas veces el diagnóstico de aquellos que viven con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON puede ser un desafío, especialmente cuando los hallazgos típicos de fondo de camada de fibras nerviosas de la retina – hinchazón y telangiectasias – no son visibles.  Las alteraciones del CCG en relación RNFL que identificamos arriba pueden ser útiles en el diagnóstico precoz de lxs que viven con LHON.

Fuente: Barboni P, Savini G, Valentino ML, Montagna P, Cortelli P, De Negri AM, Sadun F, Bianchi S, Longanesi L, Zanini M, de Vivo A, Carelli V.. Retinal nerve fiber layer evaluation by optical coherence tomography in Leber’s hereditary optic neuropathy. Ophthalmology 2005;112:120–126.  

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15629831

EXAMEN GENÉTICO

Solamente un examen genético, hecho por la sangre o saliva puede determinar si alguien carga una mutación LHON. Algunos laboratorios testan solamente las tres mutaciones más comunes. Otros, como el GeneDX, en Estados Unidos de América, testan 20 mutaciones de LHON, lo que incluye muchas de las mutaciones más aras. Si le gusta hacer click aquí, usted podrá ver la lista de centros médicos en Brasil que realizan exámenes y el acompañamiento de personas que viven con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON.

Una información importante es la de que cuando unx miembrx de la familia obtiene resultado positivo de los testes genéticos, seguramente todxs en el linaje materno tendrán la misma mutación, hecho que dispensa la realización del teste en los demás.

Los testes genéticos son un tipo de teste médico que identifica alteraciones en los cromosomas, genes o proteínas. Los resultados de un teste genético pueden confirmar o excluir una sospecha de enfermedad genética o ayudar a determinar las hipótesis de una persona desarrollar o trasmitir una enfermedad genética. Actualmente se utilizan más de 1000 testes genéticos para diagnosticar enfermedades y condiciones genéticas. La LHON es una de esas condiciones genéticas.

¿Qué hacer?

En el momento en que la persona sufre la pérdida de visión, ella debe consultar un médico oftalmólogo. Tras la confirmación del diagnóstico de la mutación LHON, la persona deberá buscar un médico neuro-oftalmólogo, que es la especialidad médica que cuida el nervio óptico. Es importante que nos acordemos que las condiciones de la enfermedad son tan raras que muchos profesionales no están actualizados acerca de los desarrollos y hallazgos recientes en lo que respeta a terapias y tratamiento para la LHON. Estas investigaciones todavía son muy incipientes en Brasil y Latinoamérica. No obstante, muchos neuro-oftalmólogos y centros médicos (link) siguen las investigaciones de los grandes centros de investigación en Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON. En Brasil ya existen diversos centros médicos que atenden a los pacientes con LHON. Separamos aquí algunos que les pueden atender.

Tratamiento

Siempre que haya sospecha de Neuropatía Óptica Heredtaria de Leber – LHON, la persona debe buscar un neuro-oftalmólogo.

Como la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON genera atrofia del nervio óptico, es más probable que un especialista en este campo tenga experiencia con la enfermedad. Cliquee aquí para encontrar el guía de Registro de este sitio web.

En la gran parte de los países, incluidos Brasil y Estados Unidos de américa, no hay tratamiento aprobado para la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON. En Europa, un producto llamado Raxone, producido por la empresa Santhera Pharmaceuticals, fue aprovado por la European Medicine Agency (EMA) para uso en la fase inicial de la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber -LHON. Raxone es el tipo fármaco del Idebenone, una forma sintética de la Coenzima Q10.

Diversos países europeos y también Israel han decidido ofrecer y pagar por el Raxone para las personas viviendo con LHON, desde que ellas atendan a determinados criterios. El principal ensayo clínico que llevó a esa aprobación está reproducido aquí:

En el resumen del Informe Público Europeo de Evaluación relativo al Raxone se explica como la Agencia Europea evaluó el medicamento para finalmente recomendar su autorización en la Unión Europea y sus condiciones de uso. Raxone es un medicamento usado para tratar la discapacidad visual en adultos y adolescentes, con 12 o más años, afectados por la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON, una enfermedad hereditaria caracterizada por la pérdida progresiva de la visión. Raxone contiene la substancia activa idebenone.

Como el número de pacientes con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON es bajo, la enfermedad es considerada rara y el Raxone fue designado como medicamento huérfano (los que son utilzidos en enfermedades raras) en 15 de febrero de 2007.

Raxone es un medicamento híbrido. Ello quiere decir que se asemeja a un medicamento de referencia, el que contiene la misma sustancia activa, aunque el Raxone contiene el idebenone con fuerza distinta. El medicamento de referencia para el ontiene el idebenone con fuerza distinta. El medicamento de referencia para el Raxone es el Mnesis (comprimidos de 45 mg).

El Raxone solamente se pude obtener mediante prescripción médica y el tratamiento deve ser iniciado y supervisado por un médico con experiencia en LHON. Raxone está disponible en pastillas de 150 mg y la dosis recomendada es de dos pastillas, tres veces al día, con la comida. 

La sustancia activa del Raxone, el Idebenone, es un agente antioxidante que actúa en las mitocondrias (las estructuras en el interior de as células, que producen la energía necesaria para su funcionamiento). Los pacientes afectados por el LHON presentan mutaciones (defectos) en el material genético de las mitocondrias. Ello quiere decir que las mitocondrias no funcionan adecuadamente para generar energía y producen formas tóxicas de oxígeno (radicales libres) los cuales dañan a las células nerviosas necesarias para la visión en los ojos. Los estudios han enseñado indicios de que el idebenone ayuda a mejorar la producción de energía, regenerando la función mitocondrial evitando, de esa forma, el daño celular y la pérdida de la visión observada en la LHON. 

El Raxone fue investigado en un estudio principal que involucró 85 pacientes con LHON, en el que fue comparado con un placebo (tratamiento simulado) por 24 semanas. El principal parámetro de eficacia fue el mejoramiento de la visión, basada principalmente en el número de letras que los pacientes fueron capaces de leer en un gráfico oftalmológico padrón. Al final del estudio, los pacientes tratados con Raxone consiguieron leer, en promedio, de 3 a 6 letras más cuando comparados con los pacientes que recibieron placebo. Además de ello, algunos pacientes que fueron clasificados como “fuera del prontuario” (incapaces de leer cualquier letra en el prontuario) en el inicio del estudio consiguieron leer por lo menos una línea en el transcurso del examen oftalmológico después del tratamiento, lo cual fue considerado clínicamente relevante. Asimismo, el 30% de los pacientes tratados con Raxone (16 em 53) tuvieron una recuperación de la visión clínicamente relevante en por lo menos un ojo, comparados a los 10% de los pacientes (3 en 29) en el grupo placebo.

Datos adicionales de soporte acerca de los beneficios del Raxone vinieron de un programa de acceso expandido, a través del que el Raxone fue ofrecido a pacientes individuales que no participaron de un estudio clínico o de una investigación de registro de caso.

Los efectos secundarios más frecuentes asociados al Raxone (que pueden afectar a más de una persona en cada 10) son la nasofaringitis y la tos. Diarrea ligera a moderada y dolores en la espalda también son comunes (afectando hasta una en cada 10 personas).

Para acceder a un listado completo de las restricciones de utilización con el Raxone, consulta por favor el Prospecto Informativo.

El Comité de Medicamentos para el Uso Humano ( CHMP ) de la Agencia decidió que los beneficios del Raxone son más grandes que sus riesgos y recomendó que fuera aprobado para uso en la Unión Europea.

El Comité observó la ausencia de tratamientos para prevenir o revertir la pérdida de visión en pacientes con LHON. Los resultados del estudio principal enseñaron un mejoramiento en la visión de pacientes tratados con Raxone, y esa tendencia a un efecto benéfico se ha confirmado por los datos adicionales de un programa de acceso expandido y una investigación de registro de casos. En lo que respeta a la seguridad de Raxone, la gran parte de los efectos colaterales observados con el medicamento fueron de intensidad ligera o moderada.

El Raxone fue autorizado en “circunstancias excepcionales”. Ello ocurre porque no fue posible obtener información completa acerca del medicamento debido a la raridad de la enfermedad. Todos los años, la Agencia Europea de Medicamentos revisará cualquier nueva información disponible y este resumen se actualizará de acuerdo a la necesidad.

Como el Raxone se aprobó en circunstancias excepcionales, la empresa que lo comercializa todavía va a realizar estudios adicionales acerca de los efectos y seguridad a largo plazo y establecer y mantener un registro de pacientes con LHON tratados con Raxone. 

Un plan de manejo de riesgos se ha desarrollado para garantizar que el Raxone sea utilizado de la manera más segura posible. Con base a ese plan, las informaciones de seguridad fueron incluidas en el resumen de las características del producto y en el prospecto informativo del medicamento, incluyéndose las precauciones apropiadas que deben de seguir los profesionales de salud y pacientes. La Comisión Europea ha concedido una Autorización de Introducción al Mercado, la cual está válida para toda la Unión Europea, desde 8 de septiembre del 2015.

Para más información acerca del tratamiento con el Raxone, por favor accede al prospecto informativo (parte del EPAR) o contacta su médico o farmacólogo.

Para información práctica acerca del uso de Raxone, los pacientes deben de leer el prospecto informativo o entrar en contacto con su médico o farmacólogo.

La empresa que desarrollo el Raxone sigue evaluando el producto a través de diversos ensayos clínicos, como el estudio LEROS, que busca individuos afectados por LHON con una de las tres principales mutaciones (11778, 14484, 3460).

Acerca del Idebenone

En el pasado, el Idebenone era considerado un suplemento alimentario. Algunos distribuidores de internet lo siguen ofreciendo de esa forma. Por ese motivo, los órganos de fiscalía de medicamentos como el FDA de Estados Unidos y la ANVISA de Brasil, no hacen fiscalía de su comercialización. Por otro lado, el Idebenone no está disponible en farmacias regulares, sino que solamente en drogarías de manipulación y sitios web. En la I Conferencia LHON de Brasil, el médico Carlos Filipe Chicani describió las opciones terapéuticas de la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber LHON y cuáles son los avances en las terapias genéticas descreveu as opções terapêuticas da Neuropatia Ótica Hereditária de Leber LHON e quais avanços nas terapias genéticas.

Enseguida les compartimos aquí un estudio de la bioenergética cerebral y muscular in vivo en un individuo del sexo masculino con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON y mutación del mtDNA a 11 778 bp que desarrolló paraparesia espástica con lesiones de materia blanca en imágenes de RM del cerebro. El estudio se realizó antes y durante el tratamiento con idebenone (135 mg t.i.d.) e tras su retirada. El mejoramiento y el agravamiento clínico fueron asociados a alteraciones paralelas de la bioenergética del cerebro y del músculo esquelético después de la administración o la retirada del idebenone. La reversión de la paraparesia por el idebenone se acompaño por la normalización del 31P-MRS, del lactato sérico y de la conducción motora central. La disfunción neurológica extraocular en LHON puede ser pasible de tratamiento por quinonas adecuadas. Ello básicamente quiere decir que el estudio indica que el uso del idebenone hizo con que la visión de los individuos que participaron de ese teste se mejorara.

Quinonas están compuestos de amplia distribución natural, caracterizados por la presencia de anillos quinonóidicos y divididos en tres subgrupos debido a los diferentes sistemas aromáticos que los sostinen. Son ellos el grupo de las benzoquinonas, de las naftoquinonas y de las antraquinonas. Estos compuestos se presentan como funcionales en diversos organismos vivos, pudiendo ser encontrados inclusivo en plantas (en el proceso de fotosíntesis) y también en el ser humano (actuando en la flora intestinal y en la coagulación de la sangre) [1].

Actualmente, se conoce una gran variedad e compuestos de este grupo y ello se debe al elevado teor isomérico de ellos. Es decir: a su capacidad de presentar, en general, por lo menos un isómero. Las propiedades químicas y electrónicas de las quinonas se estudian desde hace más de un siglo. Se considera que estos compuestos poseen diversas particularidades y se atribuye su efectiva participación en procesos biológicos en procesos biológicos a su carácter oxidativo [2] [1].  

Las quinonas son altamente reconocidas por sus actuaciones antitumorais, viruscidas, microbicidas y otras. En esa familia, los principales derivados con actividades biológicas diversas y efectivas son las 1,4 – naftoquinonas, porque se vuelven más estables con los ligantes en esas posiciones [1] [3].

En el grup de las naftoquinonas, caracterizadas por un anillo quinonóidico sostenido por anillos naftalênicos, se pueden presentar diversos ejemplos de compuestos. Entre ellos, el lapachol (encontrado en el caule de árboles del grupo de las tabeluias) y la vitamina K en sus diversas formas (filoquinona, menaquinona e menadiona). Mientras en el grupo de las benzoquinonas, se puede considerar la ciclohexanodiona, de fórmula química C6H4O2. Los dos isómeros de la ciclohexanodiona de este compesto son la orto-benzoquinona (benzoquin-1,2-ona) y la para-benzoquinona (benzoquin-1,4-ona). El último grupo, de las antraquinonas, tiene como representantes compuestos como la xiloidona, que posee un anillo quinonóidico sostenido por anillos antracenos.

Fuente: https://www.jns-journal.com/article/S0022-510X(96)00311-5/fulltext#back-BIB1, acceso en 24 de junio de 2020.

El idebenone es el primero medicamento aprobado para la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON. Es una benzoquinona de cádena corta, análoga a la coenzima Q10.

Coenzima Q10 es una molécula liposoluble producida por el organismo humano. Está presente en la carne vacuna, sardina, espinacas y el cacahuate. En envejecimiento, los malos hábitos alimentarios, el estrese y las infecciones afectan a nuestra capacidad de producir cantidades adecuadas de la Coenzima Q10. Por lo tanto, en esos casos, la suplementación es importante para el buen funcionamiento de nuestro organismo. 

Una de las principales funciones de la coenzima Q10 es actuar como un eficiente antioxidante, actuando directamente contra los radicales libres, destruyendo esas moléculas responsables por enfermedades cardiacas y por el envejecimiento precoz.

La deficiencia de la Coenzima Q10 puede causar mutaciones genéticas y la síndrome nefrótica.

 

Beneficios identificados en estudios acerca de la Coenzima Q10:

 

1. Control del colesterol y triglicéridos:

En 2018, un estudio hecho con 80 mujeres iranís, todas con diabetes tipo 2, analizó los efectos de la Coenzima Q10. A lo largo de 12 semanas, fueron administrado 100 mg por día de la sustancia a 36 participantes y las otras 44 mujeres recibieron placebo. La investigación identificó que, en el grupo que recibió el nutriente, hubo una reducción en la resistencia a la insulina, en la ferritina, en el colesterol total y en el colesterol LDL, al mismo tiempo en que el colesterol HDL se incrementó significativamente. Además de eso, el nivel de los triglicerídeos en la sangre también se redujo en el grupo que recibió el suplemento.

2.Reducción de los radicales libres:

Otro estudio, también del 2018, hecho en Italia, analizó 21 hombres atletas y jóvenes, que recibieron suplementación con coenzima Q10 (200mg/día) durante un mes. Esos participantes fueron comparados con otro grupo que recibió placebo. Antes y después de una sesión de ejercicio intenso (40 minutos de corrida) se realizó la coleta de sangre de los participantes. Los resultados enseñaron que a suplementación generó resistencia a la privación de coenzima Q10, inducida por el ejercicio. Además de ello, la sustancia fue asociada a la reducción de radicales libres y la preservación de la integridad del ADN. No obstante, vale resaltar que la suplementación no fue capaz de mejorar el desempeño físico o daño muscular en los atletas.

3. Mejoramiento de los síntomas de la depresión en las personas con trastorno bipolar:

El trastorno bipolar también fue objeto de análisis entre los estudios con coenzima Q10. De acuerdo con la investigación realizada en Irán, hubo la mejora de en los síntomas de depresión tras ocho semanas de tratamiento con la coenzima Q10 (200mg/día). El análisis fue hecho con 69 personas con trastorno bipolar, asociado a episodio depresivo. El grado de depresión de los participantes fue evaluado con basis en la escala de clasificación de depresión (Montgomery-Asberg) en tres momentos: al principio del estudio, después de la cuarta semana y, por fin, en la octava semana del estudio.

4. Acción antioxidante:

En 2019, investigadores investigaron los efectos de la suplementación con coenzima Q10 en el estrese oxidativo y la actividad de enzimas antioxidantes. El trabajo se realizó con voluntarios expuestos al cadmio tóxico, un tipo de metal que perjudica nuestra salud. La suplementación con 120 mg diarios de coenzima Q10, cuando se le comparó a la administración de placebo, indicó una redución significativa en el estrese oxidativo y en el incremento de las enzimas antioxidantes, como el superóxido dismutase y la glutationa peroxidase.

 

¿Cómo actúa la coenzima Q10 en el organismo?

La sustancia actúa en las mitocondrias, presentes en las células del cuerpo, participando del trasporte de electrones durante la cadena respiratoria. El nutriólogo Felipe Cardoso, doctor en Ciencias Nutricionales por la UFRJ (Universidade Federal do Rio de Janeiro) y profesor de la Facultad Bezerra de Araújo, explica que ello significa que la coenzima Q10 controla ese pasaje de los electrones, evitando la oxidación, daños en las membranas celulares y promoviendo una buena concentración de agua en las células. Debido a la localización intracelular (adentro de las mitocondrias), tejidos y órganos con más necesidad de energía – neuronas, músculos, hígado y riñones – se benefician más de su presencia.

Diferente de la coenzima Q10, el Idebenone tiene propriedades y mecanismos de acción distintos. El idebenone es un potente antioxidante e inhibidor de la peroxidación lipídica. Antioxidantes son sustancias capaces de retrasar o inhibir la oxidación de un sustrato oxidable. El papel es proteger las células sanas del organismo en contra de la acción oxidante de los radicales libres. Es importante resaltar que el Idebenone facilita el flujo de electrones directamente para el complexo III, ignorando el complejo disfuncional I de la cadena respiratoria mitocondrial, aumentando de esa forma la producción de adenosina trifosfato (ATP).

El Idebenone puede, así, mejorar la producción bioenergética por la cadena respiratoria en la presencia de un defecto del complexo mitocondrial.

Un cuerpo creciente de evidencias publicadas indica que el idebenone es eficaz y seguro para el tratamiento de pacientes con LHON.

El tratamiento con idebenone demostró ser eficaz, seguro y bien tolerado.

En una reunión de consenso internacional de 2016 acerca del uso de idebenone en el tratamiento de la LHON, se recomendó que los pacientes con LHON fueran tratados, si en un año a partir de los síntomas que afectan el segundo ojo, , con idebenone 3 × 300 mg / d, por por lo menos 1 año, y el tratamiento debe ser continuado en los respondentes hasta que se alcance un plato de 1 año.

En el estudio clínico randomizado controlado por placebo del RHODOS (Rescue of Hereditary Optic Disease Optic Disease), 85 pacientes con LHON fueron incluidos en los primeros 5 años tras el inicio de los síntomas y randomizados para idebenona 900 mg / d por 6 meses o placebo. El idebenone fue bien tolerado y, no obstante el cierre primario pre-especificado (mejor recuperación en la acuidad visual) no haya obtenido significancia estadística, todos los cierres secundarios (alteración en el mejor VA acuidad visual, alteración del VA del mejor ojo en la línea de base y alteración de la acuidad visual en todos los ojos) enseñó una tendencia a la recuperación visual en favor del idebenone. Ello quiere decir que más estudios podrían ser benéficos para que lleguemos a una mejor conclusión acerca de los efectos positivos del uso del Idebenone para los pacientes con LHON. Empero, eso solamente será posible si un esfuerzo político y social dirigido a presionar las autoridades a realizar las debidas aprobaciones legales para la realización de más investigaciones científicas. Por el momento, es posible resaltar que la no existencia de efectos colaterales por el uso del medicamento es un buen indicio de que los estudios y testes podrían ser hechos sin riesgos más grandes a la salud de las personas. Además de ello, un cuerpo creciente de evidencias muestra que el idebenone es eficaz y seguro para el tratamiento de pacientes con LHON, incluyéndose un gran estudio retrospectivo abierto, diversos relatos de casos y series de casos, un programa de acceso expandido y estudios clínicos en andamiento pos-autorización. 

Existen, aún, empero, diversas preguntas a ser contestadas, que todavía no han sido debidamente investigadas. Abajo indicamos algunos de los puntos que no se desarrollaron todavía acerca del tema:

1. Duración ideal del tratamiento. Un periodo de tratamiento más lago con idebenone puede ofrecer beneficio terapéutico adicional y llevar a una recuperación significativa de la visión, aunque los pacientes hayan establecido la enfermedad y hayan tenido pérdida severa de visión en el inicio del tratamiento. En un gran estudio retrospectivo los determinantes de mejor pronóstico para la recuperación visual fueron el inicio precoz del tratamiento y un curso de tratamiento más largo. El tiempo promedio de recuperación fue de alrededor de 17 meses después del inicio del tratamiento con idebenone.

2. El tiempo máximo desde el inicio de los síntomas hasta el inicio del tratamiento con idebenone. Es probable que la terapia con idebenone tenga impacto más profundo cuando se la inicia de manera precoz, porque la pérdida de las células ganglionares de la retina todavía es mínima en la fase inicial de la enfermedad. Actualmente, no hay evidencias robustas para apoyar el uso del idebenone en pacientes con pérdida visual de larga duración, y ello amerita más investigaciones.

3. La Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber puede volverse sintomática en niñxs de menos de 10 años y también en pacientes con LHON de inicio tardío, los cuales son más propensos a múltiplas conmorbidades y polimedicamentos. Para ambos grupos de pacientes, son necesarios datos más detallados acerca del uso del idebenone. Los datos publicados sobre el tratamiento de niñxs o ancianxs con LHON con idebenone consisten principalmente en relatos de casos.

4. Un biomarcador para prever la respuesta del medicamento al tratamiento con idebenone no está disponible en el momento y para ello todavía serán necesarias más investigaciones.

5. No se han realizado estudios acerca del uso del idebenone como profilaxia en portadores de mutaciones asintomáticas de LHON.

6. Dados anedócticos sobre el uso de idebenone emn personas viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber- LHON-plus fueram publicados, pero todavía no son suficientes para evaluar un posible efecto del idebenone en las manifestaciones extraoculares. Lo mismo se aplica al efecto del idebenone a la esclerosis múltiple (EM) LHON + (MS) (“enfermedad de Harding”). Un paciente con LHON y enfermedad del tipo MS fue relatado por Carelli et al, en cuyos resultados se indicó que la VA en ese paciente se mejoró tras 6 meses de tratamiento con idebenone. Con relación al posible efecto sobre las características extra neurológicas de início reciente, se relató un paciente de sexo masculino, 31 años, con mejora de la paraparesia espástica, iniciada una semana antes del inicio del tratamiento, y sin efecto en la pérdida visual de la visión, que se había iniciado siete años antes.

7. El número de copias del ADN mitocondrial y la biogénesis mitocondrial demostraron estar asociados a la penetrancia incompleta en la LHON, con alto contenido de mtADN asociado a portadores de mutación LHON no afectados. El número de copias del mtADN puede ser un determinante de la conversión en enfermedad en los portadores de la mutación LHON, y la influencia de la biogénesis mitocondrial ha sido sugerida como una posible estrategia terapéutica a ser evaluada. Recientemente se ha demostrado que, en circunstancias específicas, el idebenone puede afectar la biogénesis mitocondrial, pero más investigaciones todavía serán necesarias para elucidar ese tema.

Próximos pasos de la investigación de uso de idebenone en la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON

Actualmente, existen estudios de investigación de fase IV en andamiento para evaluar la eficacia y seguridad a largo plazo del tratamiento con idebenone (Raxone ® ) en pacientes con LHON.

El estudio LEROS (“Estudio de intervención abierto externo controlado por historia natural controlada para evaluar la eficacia y la seguridad del tratamiento a largo plazo con Raxone en pacientes con LHON”) es un estudio intervenconista abierto del uso del idebenone en paciente con LHON desde hace hasta 5 años tras el inicio clínico (NCT02774005).

Como grupo de control del estudio LEROS, los datos se están recolectando en un estudio CRS (“Levantamiento histórico de registros de casos de datos de acuidad visual de pacientes con LHON”), que es un estudio retrospectivo observacional de un grupo de personas viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON, las que no fueron tratadas con idebenone.

Además de eso, un estudio no intervencionista se está realizando en este momento, el estudio PAROS, “Estudio de Seguridad Pos-Autorización con Raxone en Pacientes con LHON” (NCT02771379), el que visa evaluar el perfil de seguridad a largo plazo del idebenone en el tratamiento de pacientes con LHON cuando usados en condiciones de atendimiento clínico de rutina.

Soporte de perseonas viviendo con Neuropatía Óptica Heredtaria de Leber – LHON

El tratamiento de personas viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON también involucra el manejo de soporte, incluyéndose auxilios visuales y rehabilitación, prevención de factores de riesgo ambientales, como el tabagismo y el consumo excesivo de alcohol, y el reconocimiento y tratamiento precoz de conmorbidades siquiátricas, como la depresión reativa.

Otros tratamientos para personas viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON actualmente siendo testados en ensayos clínicos de fase III

Actualmente, existen ensayos clínicos de fase III en curso para evaluar la eficacia y seguridad de terapia génica de una única inyección intravítrea de un vector viral (virus adeno-asociado) trasportando el gene ND4 del tipo salvaje, en pacientes con LHON causada pela mutación m. 11778G> A, en el primer año después del inicio de los síntomas. Están en curso estudios clínicos randomizados, con dupla máscara y control falso, para evaluar la eficacia de una única inyección intravítrea de GS010 (rAAV2- ND4 ) en pacientes afectados por LHON debido à mutación m.11778G> A, en los primeros 6 meses tras el primer síntoma (GS-LHON-CLIN-03A, RESCUE) (NCT02652767) o entre 6 y 12 meses después del primer síntoma (GS-LHON-CLIN-03A, REVERSE) (NCT02652780).

Fonte: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2326-45942017000100707

Estratégias de tratamiento

Investigaciones recientes sugieren que el estrógeno puede proteger a las mujeres portadores de una mutación LHON. Mujeres portadoras de LHON, así como las afectadas por la condición, pueden tener interés en leer este artículo y discutir sus implicaciones con sus médicos.

LHON y artículo acerca de estrógeno

LHON y estrógeno – vídeo

AVISO IMPORTANTE

Evite realizar “tratamientos con células madre” para “curar” la LHON y otros trastornos mitocondriales en instituciones sin producción académica y científica.

La terapia con células-madre es el uso de células-madre para tratar o prevenir una enfermedad o condición. [1] A partir de 2016, la única terapia establecida usando células-madre es el trasplante de células-madre hematopoiéticas (TCTH). [2] Ello generalmente asume la forma de un trasplante de medula ósea, pero las células también pueden ser derivadas de la sangre del cordón umbilical. Se encuentran en curso investigaciones para desarrollar diversas fuentes de células-madre, así como aplicar tratamientos con células-madre para enfermedades neurodegenerativas [3] y condiciones como la diabetis y las enfermedades cardiacas.

La terapia con células-madre se ha vuelto controvertida tras los desenvolvimientos como la capacidad de los científicos de aislar y cultivar células-madre embrionarias, crear células-madre usando la trasferencia nuclear de células somáticas y su uso de técnicas para crear células-madre pluripotentes inducidas. Esa controversia está frecuentemente relacionada a la política del aborto y al clonaje humano. Además de eso, los esfuerzos para comercializar tratamientos basados en e trasplante de sangre almacenado en el cordón umbilical han sido motivo de amplia resistencia.

Hasta el momento algunos factores impiden la realización de la terapia genética. Son ellos: 

1. Todavía es imposible que las células inyectadas en la sangre o en el líquido cefalorraquidiano (líquido que involucra el cerebro) lleguen al local en que se ubica la retina. Retina es una parte del ojo que es responsable por la formación de imágenes, es decir, por el sentido de la visión. Es como una pantalla en donde se proyectan las imágenes y las traduce para el cerebro a través de impulsos eléctricos enviados por el nervio óptico.

2. Las células Ganglionares son un tipo de neurona encontrada en la retina. Las células ganglionares constituyen la única salida de información visual de la retina, una vez que sus axones se unen y forman el nervio óptico. Por ser el grupo de células más complejo del cuerpo, hasta el momento, no hay como hacer que las células se vuelvan células ganglionares de la retina, que son las células que se atrofian en la LHON;

3. reconstruir estas células no significa nada si ellas no saben donde sus axones necesitan conectarse. El axón es una parte de la neurona responsable por la conducción de los impulsos eléctricos que parten del cuerpo celular, hasta otro local más lejos, como un músculo o otra neurona.

Cuidados

Muchos especialistas sugieren que las personas portadoras de una de las mutaciones genéticas de la LHON, tanto portadoras cuanto afectadas, deben evitar factores ambientales que puedan crear estrese adicional sobre la mitocondria. Esos factores incluyen: humo (todas las formas –fogones a leña, fogatas, cigarros, pipa, cigarrilos, marihuana, incensones etc.), alcohol, antimicronianos (Eritromicina, Ethambutol, Linezolide, Cloranfenicol, Aminoglicosídeos, Tetraciclinas, Oxígenio Hiperbárico), Compuestos Quaternarios de Amona, Lactato de Ringer.

La práctica de ejercicios físicos y una alimentación equilibrada y moderada son elementos que deben de ser inseridos en la vida de las personas viviendo con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON. La práctica de ejercicio mejora la desenvoltura de la persona en las prácticas de la rutina diaria, combate la depresión, disminuye la fatiga típica de la persona con LHON, además de mejorar el desempeño de la respiración celular.

Confusiones asociadas a la LHON

Por ser una enfermedad rara y todavía poco investigada, ella es poco conocida por la sociedad, por la comunidad médica y, hasta mismo, por las mismas personas que presentan y conviven con esa condición. ¡Hasta mismo el nombre “LHON” puede generar confución! La Neuropatía Óptica Heredtaria de Leber – LHON frecuentemente es referida por la sigla compuesta por sus iniciales en ingles: “L-H-O-N”. No obstante, también es conocida simplemente como “Leber”, nombre del doctor alemán que ha descrito el disturbio (Theodoref Leber). Ese mismo médico, empero, también, ha descrito una condición ocular completamente distinta denominada Amaurosis Congénita de Leber, que también es de origen genética, pero afecta a la retina y no el nervio óptico. Las dos condiciones no tienen nada en común, una con la otra, más allá del nombre del médico que las descubrió. Por ese motivo, es importante tener certeza de que usted se está refiriendo correctamente a la Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON cuando alguien le comenta sobre la “Leber”. Esa simples información es importante, porque cada enfermedad es tratada por especialidades diferentes y poseen tratamientos diferentes. Es decir: una persona con Neuropatía Óptica Hereditaria de Leber – LHON debe buscar el neuro-oftalmólogo. La persona con Amaurosis Congénita de Leber debe ser acompañada por un médico retinólogo.

Contato

Instituto Reconvexo

reconvexo@ireconvexo.com.br

+55 (11) 99547-3306

Page Reader Press Enter to Read Page Content Out Loud Press Enter to Pause or Restart Reading Page Content Out Loud Press Enter to Stop Reading Page Content Out Loud Screen Reader Support